144268016903881

Con este artículo recordamos que en 2009, una compañía estadounidense propuso dar un nuevo uso a los neumáticos usados y convertirlos en bloques de hormigón.

Según palabras de esta compañia, PMGI/Productive Recycling, los neumáticos de desecho no sólo son un desperdicio de valioso espacio de vertedero, sino algo más grave aún. Un desperdicio de lo que ahora es un recurso viable.

No debemos olvidar que aproximadamente el 75% de un neumático es Caucho (y parte de este, natural), por lo tanto, biomasa renovable.

Reciclar neumáticos no es rentable económicamente y esa es la razón de que existan distintos depósitos en todo el país, pero, visto desde el punto de vista del medio ambiente, reciclar SI ES RENTABLE Y NECESARIO.

En los últimos años se han tratado varios miles de toneladas de neumáticos procedentes del mercado de reemplazo.

Con la combinación de materiales adecuada, esta empresa, consigue un producto que puede servir para levantar bloques de hormigón que pueden ser destinados para crear muros de contención, protecciones de las pendientes de las laderas, diques para el control de las inundaciones…

La empresa indica que necesita entre 20 y 40 neumáticos para producir un bloque y que el proceso de fabricación de los bloques de hormigón realizados con neumáticos usados es similar al de fabricación de los bloques de cemento con plásticos reciclados.