Se ha publicado un nuevo informe (RACE en conjunto con Godyear) que nos muestra que, entre otros, se a producido un incremento en dos tipos de accidentes relacionados con la falta de agarre entre el neumático y la carretera, los producidos en las salidas de las vías y los de atropello a peatones.

Entre las causas de estos aumentos encontramos el mal estado de las carreteras españolas, especialmente las secundarias, y el bajo nivel de la banda de rodadura.

Hasta un 38% de las vías presentan agrietamientos, pérdidas de árido y deformaciones provocadas por la rodada de los vehículos.

Si tenemos en cuenta que la inversión en mantenimiento de carreteras se ha visto reducida en más de un 25% en los últimos 4 años (aproximadamente 700 millones de euros de reducción desde 2010), a fecha de hoy, invertir en un mantenimiento de nuestros neumáticos es invertir en seguridad.

Para más información: elmundo.es